Juan Diaz de Solis



Navegante español que descubrió el Río de la Plata (Lebrija, Sevilla,  - Río de la Plata, 1516).
Se sabe que había navegado al servicio de Portugal, e incluso es posible que fuera portugués.
Juan Díaz de Solís
En 1507 fue llamado por Fernando el Católico a una reunión de los cuatro marinos más prestigiosos del momento (con Américo Vespucio, Vicente Yáñez Pinzón y Juan de la Cosa), en donde se decidió la estrategia de las exploraciones castellanas: renunciar a la ruta oriental hacia las islas de las especias y concentrarse en poblar las regiones descubiertas en América y buscar un paso navegable a través del continente.
En consecuencia, Solís fue enviado junto con Pinzón más allá de las Antillas y recorrieron las costas de Centroamérica en busca de un paso hacia el oeste (1508-09). Como no existía tal paso, regresaron a España, en donde Solís cayó temporalmente en desgracia por sus desavenencias con Pinzón.
En 1512 fue rehabilitado y sucedió a Vespucio como piloto mayor de la Casa de Contratación de Sevilla. El rey le encomendó entonces un nuevo viaje, en busca de un paso hacia el océano Pacífico (descubierto por Núñez de Balboa en 1513). Esta expedición recorrió en 1515-16 las costas del Brasil, penetró en el estuario del Río de la Plata (llamado durante algunos años Río de Solís) y tomó posesión de lo que hoy son las costas de Uruguay. Allí pereció en un ataque de los indios guaraníes.
La mayor parte de su expedición regresó a la Península y dio la noticia del territorio descubierto, cuya posesión defendería España en lo sucesivo; no obstante, es posible que el Río de la Plata hubiera sido visitado antes por navegantes europeos como Cristóbal de Haro o Américo Vespucio.






Solis 1514


Vespucio había realizado varias expediciones de exploración de las tierras descubiertas por Colón, siendo el primero que expuso la teoría de que se trataba de un nuevo continente y no de las Indias - a raíz de lo cual el continente lleva su nombre. Ello generó el interés por encontrar un pasaje por mar a través del nuevo continente, que condujera hacia las tan deseadas “Islas de la Especiería”; por lo cual se esperaba que si se continuaba explorando podría encontrarse ese paso.
De tal manera, la Corona española encomendó a Solís comandar una expedición que exploraría las costas americanas en busca de ese pasaje hacia el Océano Pacífico en aguas calientes. La expedición partió del puerto de Sanlúcar de Barrameda - ubicado en la provincia de Cádiz, en la desembocadura del río Guadalquivir, sobre el Atlántico - el 8 de octubre de 1515. La componían tres carabelas, que cruzando el océano alcanzaron las costas del Brasil en febrero de 1816.
Navegaron bordeando la costa y penetrando en todas las posibles entradas hacia el interior del continente, en busca del ansiado pasaje hacia el Mar del Sur. Así llegaron al Río de la Plata, que Solís denominó “Mar Dulce” a causa de su salinidad muy inferior a la del océano y al desconocer que en realidad se trataba del río más ancho del mundo.

Costeando la orilla norte del río, Solís descubrió y designó con sus actuales nombres, diversos accidentes geográficos, tales como el Cabo Santa María (en el actual Departamento de Rocha, puerto de La Paloma), y las islas de Torres, Martín García (nombre de un integrante de la expedición que falleció allí) y San Gabriel, frente a las costas del actual Depto. de Colonia.
A los efectos de tomar posesión de las tierras costeras descubiertas, a nombre de la Corona española, Solís desembarcó en una bahía que podría ser la de Montevideo o la de Maldonado, lugar al que denominó Puerto de La Candelaria. De tal manera, si bien se cree que antes de Solís había llegado al Río de la Plata el propio Américo Vespucio, se considera a Solís como el descubridor del mismo y primer explorador de los territorios del Uruguay actual.
También desembarcó Solís, con algunos de sus hombres, en las costas del actual Depto. de Colonia, frente a la isla de San Gabriel. Allí fueron sorprendidos por una partida de indígenas, presumiblemente charrúas, generándose un combate en que tanto Solís como varios de sus compañeros resultaron muertos. Por ese motivo, el Río de la Plata fue conocido por los españoles como “Río de Solís”, por lo menos hasta el año 1527 en que arribó a la zona la expedición de Sebastián Gaboto.

 
 
Fuente: http://www.biografiasyvidas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada